Nutriblog

> 4 mitos sobre los suplementos alimenticios

4 mitos sobre los suplementos alimenticios


Que engordan, que son dañinos para la salud o que son milagrosos. Estos son algunos de los falsos mitos que rodean a los suplementos alimenticios. A continuación aclaramos los más recurrentes para que tomes una decisión informada. 

Muchas veces, la desinformación produce una serie de mitos en torno a los suplementos alimenticios, tanto negativos como positivos.

Para que eso no ocurra, primero debes tener claro el objetivo que quieres lograr con la ingesta de estos productos. Como ya hemos revisado, cada nutriente tiene diferentes efectos en el organismo. Segundo, debes informarte bien para qué sirven y qué no los suplemento alimenticio. 

 A continuación revisamos algunos de los mitos más típicos sobre estos nutrientes:

 

1. “Si eres deportista, cualquier suplemento alimenticio alto en proteínas sirve”

¿Qué buscas con la suplementación alimenticia? ¿Quieres recuperarte más rápido? ¿Haces deporte de alta resistencia y necesitas mejorar tu capacidad? ¿Buscas aumentar tu fuerza? 

Antes de tomar cartas en el asunto, debes plantearte este tipo de preguntas para dilucidar lo que realmente quieres. Porque los suplementos sirven para todo tipo de deportista, seas levantador de pesa o triatleta.

La diferencia está en cómo está formulado el suplemento y para qué lo ocupas.

En algunos casos, aportan ciertas cantidades de grasas y carbohidratos en mayor proporción, por ende son aptos para personas que buscan mayor energía disponible y mayor hipertrofia muscular, es decir, personas que levantan pesas.

También está el caso de los aminoácidos. Estos forman la estructura de las proteínas, por lo tanto cumplen funciones similares, pero al ser ingerido de manera aislada potencian ciertas funciones, como por ejemplo: recuperación muscular, algo que buscan mucho deportistas específicos.

 Es decir, es falso decir que cualquier suplemento alimenticio alto en proteínas sirve para todos los fines por igual. Todo dependerá de la cantidad que ingieras y tu meta.

 

2.  "Tomar proteínas te hace trabajar en exceso y perjudica tus riñones e hígado"

A través de la digestión, la proteína se degrada en aminoácidos y amoniacos. El segundo es tóxico, pero el organismo lo transforma en urea, que llega a los riñones para ser excretado.

Aunque el exceso de urea podría llegar a ser dañino para el riñón, si este órgano está en condiciones normales, este exceso se excreta con facilidad.

Sin embargo, por algo existen medidas pensadas para cada persona dependiendo de sus condiciones y el ejercicio que realiza.

 

3. "Las mujeres no podemos consumir cualquier proteína"

Probablemente escuchaste que hay ciertos productos que es mejor que las mujeres no consuman porque pueden aumentar la musculatura. De hecho, un estudio de Nutrición y Salud de la Universitat Oberta de Catalunya analiza este como uno de los mitos más arraigados sobre el tema.

El análisis explica que las mujeres, al producir menos testosterona, no son propensas a desarrollar gran musculatura, ya sea consumiendo o no suplementos proteicos. 

Pero la investigación concluye que los suplementos que no generen alteraciones hormonales tampoco hacen que la deportista gane mucha cantidad masa muscular. Por lo tanto, la proteína solo las puede ayudar a mantener la musculatura y mejorar la recuperación; si hay un incremento de masa muscular, será dentro de sus posibilidades.

 

4. "Si consumo quemadores puedo seguir comiendo lo mismo"

Para desmentir este mito, primero debes entender dos aspectos importantes para tu entrenameinto: cómo funcionan los quemadores de grasa y la alimentación en este proceso.

 

  1. Quemadores

 Están compuestos de productos que promueven el transporte de grasa en el organismo, explica el portal de deporte y nutrición Vitónica. Pero para eso debes hacer actividades físicas que inicien este proceso. No es magia. 

Por ejemplo, un producto con estas facultades es la L-carnitina. Pero debes hacer ejercicio y modificar tu dieta si quieres ver los efectos de este suplemento. Si no, nunca necesitarás la grasa para obtener energía, por lo que no cumplirá con su objetivo.

 

  1. Alimentación

 Ingerir suplementos de ninguna manera reemplaza la alimentación ni conlleva cambios en los hábitos alimentarios. Si consumes estos nutrientes, debes hacerlo con una dieta balanceada acorde al deporte que practicas.

 Pero si dejas de consumir el quemador, aún consumiendo otros suplementos, obviamente que ganarás algunos kilos perdidos. Por eso lo ideal es consumir el quemador como ayuda en este proceso junto a hábitos alimenticios que te ayuden a mantener el peso objetivo.

 

Conclusión

La mayoría de los mitos asociados a los suplementos alimenticios se deben a desinformación y expectativas equivocadas de que actúan mágicamente. 

Para ver todo su potencial, es necesario que consumas el suplemento adecuado a tu objetivo y que complemente una alimentación saludable y una adecuada actividad física.

Suscríbete al Nutriblog