Nutriblog

> Cómo los suplementos alimenticios ayudan a bajar de peso

Cómo los suplementos alimenticios ayudan a bajar de peso


Si quieres reducir kilos, puede que la tarea no sea tan fácil como parece. Antes de que te fijes una meta, debes tomar en consideración diversos aspectos que te ayudarán a cumplir el desafío. En esta misión, los suplementos alimenticios pueden ser tu gran aliado. Lo principal es que escojas el indicado según tus necesidades.

A continuación, te contamos cómo estos productos pueden ayudarte a bajar de peso.

Primero, hay un concepto básico que toda persona que busca estar en mejor estado físico debe saber: perder peso no siempre significa perder grasa.

Cuando te subas a una balanza, considera que sólo uno de los componentes de tu peso corporal es grasa. En otra palabras, no es el total de los kilos que refleja la pesa en ese minuto. Por ejemplo, también puedes bajar de peso si pierdes masa muscular o estás deshidratado. Y esto no es favorable si lo que buscas es verte mejor o estar más saludable. Si quieres adelgazar y estar más tonificado, lo que necesitarás es aumentar tu masa muscular y bajar el porcentaje de grasa.

La tres claves para perder peso son alimentarse de manera más sana, reducir el consumo de calorías y hacer actividad física regularmente. De cierta forma, significa transformar tu estilo de vida.

Lo positivo es que en este proceso, los suplementos alimenticios pueden complementar y potenciar los esfuerzos. A pesar de que no son medicamentos, antes de consumirlos es fundamental que te informes y escojas el correcto. Para eso, el primer paso es revisar si tienes enfermedades como presión arterial alta, diabetes, enfermedades cardíacas, intolerancia a algún alimento u otros problemas médicos.

Como te contamos en el blog “Cómo funcionan los suplementos deportivos”, el consumo de suplementos debe complementar los nutrientes que no alcanzamos a cubrir mediante la alimentación.

Ahora, no todos los suplementos cumplen las mismas funciones. Hay algunos que sirven para ganar masa muscular, otros para regenerar tejido, otros para perder grasa, etc. Por eso, la asesoría de un experto es fundamental.

 

¿Qué contienen los suplementos para bajar de peso?

Por lo general suelen contener una mezcla de hierbas, fibras y minerales en distintas cantidades.

Por ejemplo, la carnitina -presente en carnes, pescados, aves, leche y productos lácteos- ayuda al metabolismo de las grasas. En términos simples, este es el proceso mediante el cual nuestro organismo comienza a digerir los alimentos y consume las sustancias que le sirven.

Algo similar ocurre con ingredientes como el chitosán -que se encuentra en conchas de cangrejo, camarón y langosta, y cuyo efecto es el de adherirse a las grasas en el tracto digestivo para que el cuerpo no las absorba- o el verde - bebida que aumentaría la cantidad de calorías que el organismo quema. O también como el omega-3; un estudio realizado por la Sociedad Española de Nutrición Parental y Enteral comprobó que su ingesta y el entrenamiento de intervalos de alta intensidad, pueden aumentar la capacidad aeróbica, metabolismo oxidativo y función cardiovascular. De esto se desprende, que la quema de calorías sería mayor.

 

¿Por qué no pierdo peso si sigo entrenando?

Como se explica en este artículo de The Lancet, un maratonista de 60 años que sigue entrenando y que se alimenta de la misma manera que cuando era joven, notó un incremento de peso en los últimos años.

En este caso, la explicación es que su rendimiento deportiva disminuyó con la edad, por lo tanto, lo mismo ocurrió con su masa muscular, lo que a su vez ha afectado su metabolismo y la quema de calorías.

Por lo tanto, si mejoramos nuestro rendimiento físico con la ayuda de un suplemento, podemos aumentar nuestro metabolismo. En un estudio realizado en jugadores de basquetbol, para ver el efecto de la cafeína, se descubrió que este ingrediente mejoró considerablemente el desempeño de los deportistas.

 

Conclusión

Los suplementos alimenticios pueden ayudar a bajar de peso, sin embargo, hay que estar conscientes que no son milagrosos, sino complementarios. Su consumo debe estar combinado con una alimentación saludable y ejercicio. No podemos esperar una disminución de peso notoria, si no hacemos un cambio en nuestro estilo de vida.

Suscríbete al Nutriblog