Nutriblog

> El equilibrio entre ejercicio y nutrición

El equilibrio entre ejercicio y nutrición


La situación nutricional actual de Chile, está relacionada con los fuertes cambios económicos y sociodemográficos que el país ha experimentado en las últimas décadas, lo que ha impactado tanto en la dieta como en los estilos de vida de todas las personas.

Chile se caracteriza hoy por una marcada disminución de la desnutrición, un aumento explosivo de la obesidad, el sedentarismo y de los factores de riesgo de enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT). Existe un predominio de las ECNT por sobre las infecciosas y éstas hoy en día son la principal causa de muerte de la población. Además ha aumentado el envejecimiento de la población y ha disminuido la natalidad.

El sedentarismo, propio del hombre moderno, es uno de los principales responsables de distintas enfermedades, tales como la obesidad, trastornos cardiovasculares, hipertensión, diabetes mellitus tipo 2, cáncer, fibromialgia, apnea, sarcopenia (pérdida de masa muscular), depresión y otros tipos de trastornos neurodegenerativos. Como consecuencia el sedentarismo provoca una pérdida de la capacidad para realizar tareas de la vida diaria.

Se debe tener en cuenta que existen dos factores que intervienen y determinan el estado nutricional y de salud de una persona, estos son: la carga genética y el estilo de vida adoptado.

El rendimiento deportivo y la predisposición a ciertas enfermedades están relacionados directamente con la carga genética, sin embargo, es el estilo de vida del individuo el factor clave que desencadenará su desarrollo:

  • Alimentación
  • Exposición a estrés
  • Salud mental
  • Horas de sueño
  • Recreación
  • Nivel de actividad física
Dos de los principales factores modificables que determinarán el estilo de vida de una persona son la actividad física y la alimentación. La clave para el éxito radica fundamentalmente en el adecuado equilibrio entre ambos factores.

Una de las claves para prevenir diversos problemas de salud, es mantener los niveles de azúcar en sangre e insulina dentro de rangos normales. Lamentablemente los trastornos de la insulina y la diabetes van en aumento exponencial producto de nuestra deficiente dieta y la falta de actividad física.

Diversos estudios han establecido que tan sólo 20 minutos de ejercicio de resistencia (con carga) pueden estimular el crecimiento de las células del cerebro, mejorando así la memoria y la función cognitiva.

La actividad física ayuda a mantener los niveles de glucosa en sangre y aumenta la sensibilidad de los receptores de insulina, previniendo la inflamación crónica en nuestro organismo y evitando el desarrollo de una posible diabetes tipo 2.

Además este tipo de ejercicio contribuye a la densidad ósea, previene la sarcopenia, la osteoporosis, aumenta el rango de movimiento, reduce la probabilidad de lesiones, equilibra la composición corporal e incluso mejora la postura.

Todo esto debe ir ligado a una alimentación saludable, es decir, que ésta sea de calidad y además en cantidades adecuadas para cada persona, con el fin de lograr el peso y la composición corporal deseada.

Por lo tanto, contar a diario con una óptima nutrición, permitirá disponer de la energía y vitalidad necesarias para realizar una rutina de ejercicios que sea capaz de mejorar nuestro estilo de vida y prevenir las diversas enfermedades a las que estamos expuestos.

Suscríbete al Nutriblog