Nutriblog

> Pueden los suplementos alimenticios tener efectos secundarios

Pueden los suplementos alimenticios tener efectos secundarios


¿Corres riesgos al consumir suplementos alimenticios? ¿Por qué es importante recibir asesoría cuando hagas tu elección? ¿Dónde y cómo debes comprar?

En este blog aclaramos las dudas que puedas tener sobre los efectos colaterales del consumo de suplementos.

Los suplementos alimenticios no suelen generar efectos secundarios. Se trata de nutrientes que, en gran parte, consigues a través de la dieta o sintetizas en tu organismo.

Sin embargo, los casos de efectos adversos registrados hasta ahora, por lo general, están asociados a un mal uso del suplemento, ya sea por falta de conocimiento o porque una persona se arriesgó con ingredientes prohibidos.

Por eso es tan importante que recibas la asesoría correcta antes de empezar a consumirlos.

Anteriormente, te explicamos quiénes no pueden tomar ciertos suplementos debido a diversas condiciones de salud, como la intolerancia a la lactosa o la hipertensión. Pero también debes considerar factores como tu peso, la frecuencia con que realizas ejercicio, tu género, objetivo que quieres cumplir, etc., para su consumo.

Aquí es fundamental que manejes bien dos cosas:

  1. Tu estado de salud; lo determinas fácilmente a través de un chequeo médico.
  2. Recibas la asesoría adecuada al momento de elegir; un experto te ayudará a encontrar el producto indicado para ti. Y, si por alguna razón no puedes tomar una sustancia, sabrás por cuál reemplazarla.

Este último punto es clave; no solo debes cuidar lo que tomas, sino también cómo y cuánto (dosis). Si no, ocurren incluso casos en los que una sustancia mal administrada atenta con la vida de un deportista.

 

Suplementos no autorizados

Otra razón por qué un suplemento alimenticio puede generar efectos secundarios es que no esté certificado por el Ministerio de Salud. Este organismo se encarga de que se comercialicen únicamente aquellos que son seguros para el consumo humano.

Por eso es tan importante que compres suplementos de marcas y distribuidores oficiales que cumplen con los requisitos básicos exigidos por la autoridad.

También es relevante que conozcas las regulaciones que existen en Chile para este tipo de producto. En otros países puede que la ley sea mucho más flexible, pero te recomendamos tener cuidado y no comprar aquellos que no estén permitidos aquí.

Recientemente, un estudio realizado por la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA), reveló que alrededor de 800 suplementos dietéticos que circularon entre 2007 y 2016 contenían drogas no autorizadas.

El estudio, publicado por Jama Network, aseguró que en diversos productos para bajar de peso había sibutramina. Esta sustancia no está permitida en Chile ni En Estados Unidos por los problemas cardiovasculares que podría generar. En el caso de las sustancias usadas para ganar masa muscular, el análisis mostró que muchos contenían estereoides anabólicos, cuyo uso produciría enfermedades hepáticas y mentales, entre otras.

Incluso, el estudio detectó antidepresivos y antihistamínicos presentes en los suplementos evaluados, que podrían causar problemas al interactuar peligrosamente con otros medicamentos que la persona esté usando.

 

¿En qué fijarte para evitar una reacción adversa?

El etiquetado es fundamental. Sin embargo, hay casos en los que la descripción impresa en la etiqueta no corresponde al contenido del envase. Así ocurrió en 2015 cuando la FDA y la Fiscalía de Nueva York sacaron de circulación suplementos de reconocidas marcas, evento que tuvo repercusiones en todo el mundo.

En esa ocasión, el Instituto de Salud Pública (ISP) aclaró que cuando se trata de fito fármacos la venta en Chile es realizada bajo receta médica.

 

Conclusión

Los suplementos alimenticios deben ser tus aliados y no atentar en contra de tu salud. Por eso infórmate bien sobre su correcta administración y asesórate con un experto en el tema.

Piénsalo dos veces antes de comprar en el exterior algún producto que no esté regulado en Chile o planeas adquirirlo a través de un distribuidor no autorizado. No creas que las fórmulas no permitidas en el país te ayudarán a conseguir mejores resultados.

Estas restricciones tienen un propósito: protegerte de sustancias nocivas o conocidas por sus efectos adversos.

Suscríbete al Nutriblog