Nutriblog

> Qué características presenta un suplemento alimenticio en Chile

Qué características presenta un suplemento alimenticio en Chile


¿Sabes por qué en nuestro país no se pueden vender todos los suplementos que se comercializan en el exterior? La respuesta es porque la reglamentación chilena, se encarga de clasificar estos productos según su composición. De esta manera, se produce un exhaustivo filtro y muchos quedan fuera.

En este blog, puedes revisar todo lo que necesitas saber sobre la regulación de estos alimentos a nivel nacional.

La industria de los suplementos alimenticios en Chile, comprende una cifra no menor del 20% de todas las ventas de alimentos procesados y bebidas del país.

Como te contamos en el blog “Conoce las diferencias entre un medicamento y un suplemento alimenticio”, en Chile, es el Ministerio de Salud el organismo que determina los ingredientes permitidos, así como también las concentraciones y características requeridas para clasificar a un alimento como suplemento alimenticio. Para llevar a cabo esta tarea, se toma como base el Reglamento Sanitario de los Alimentos.

Por esta razón, no se pueden vender todos los suplementos que provienen del exterior. Antes que eso ocurra tienen que pasar el control del Instituto de Salud Pública (ISP), según lo que establece el Reglamento del Sistema Nacional de Control de los Productos Farmacéuticos de uso humano.

Esta entidad es la que debe determinar el régimen que corresponde aplicar a un determinado producto en caso de que existan dudas sobre su clasificación (por ejemplo, alimento medicamento, cosmético, pesticida de uso sanitario y doméstico o dispositivo médico).Ahora, para resolver lo que es llamado Régimen de Control Aplicable, (además de la normativa vigente) el ISP se basa en los siguientes criterios:

  • Composición del producto
  • Finalidad de uso
  • Propiedades en las que fundamenta dicha finalidad de uso
  • Propiedades con las que se promociona o pretende promocionar el producto en cuestión


Luego de este análisis, se puede resolver su categoría y, finalmente, determinar la reglamentación por la cual debe regirse.

Para esta labor, quienes llevan a cabo este estudio es una Comisión de Régimen de Control Aplicable, que se compone de profesionales que pertenecen al área farmacéutica y de alimentos.

 

¿Quién fiscaliza que se cumpla lo establecido por el ISP?

Los entes a cargo de fiscalizar los alimentos son los SEREMIS de Salud, que están presentes a lo largo de todo Chile. Y, justamente, los suplementos son considerados una clase particular de alimentos.

Por lo tanto, la internación de alimentos importados debe ser aprobada por el SEREMI de Salud que corresponda al área geográfica por la cual el producto entra al país.

 

¿Puede el ISP sacar productos del mercado chileno?

La respuesta es sí. De hecho, en mayo de 2017 el ISP sacó de circulación 28 suplementos alimenticios. Esto ocurrió luego de que el Servicio Nacional del Consumidor (SERNAC) diera la alerta sobre productos con propiedades adelgazantes que no contaban con el registro sanitario.

La denuncia apuntó a que las empresas distribuidoras vulneraron los derechos a la seguridad en el consumo y a la información veraz y oportuna. Asimismo el ISP comprobó que contenían sustancias atribuidas a fármacos que no están permitidas en alimentos, por lo que finalmente obligó a eliminarlas del mercado.

 

Conclusión

Es muy importante que antes de consumir suplementos alimenticios, te informes sobre su registro sanitario. La regulación chilena puede ser mucho menos permisiva que en otros países.

Asimismo, es crucial que sepas qué producto es el adecuado para el objetivo que buscas alcanzar y que en la asesoría previa consideres aspectos como tu estado de salud y estilo de vida. La idea es evitar cualquier reacción adversa, como lo que ocurrió con un atleta que consumió efedra en Estados Unidos.

Aunque son casos aislados, no hay que olvidar que ocurren. Lo bueno es que se pueden evitar. Para esto, busca asesoría experta y no compres en lugares que no estén autorizados como ferias libres y comercio ambulante.

Suscríbete al Nutriblog